domingo, 14 de mayo de 2017

Priego: Escritura de obligación otorgada por García Hurtado de Villarreal.

     Escritura de obligación otorgada por García Hurtado de Villarreal, canónigo de la Iglesia Catedral de Cuenca, hijo segundo de Luis Carrillo de Mendoza, VI Conde de Priego, en que se obliga a pagar a favor de su hermano Fernando Carrillo, por razón de alimentos, cuatrocientos ducados anuales, hasta que dicho Fernando fuera poseedor del condado de Priego. La carta se hace en cumplimiento de las capitulaciones matrimoniales que fueron otorgadas para el matrimonio de Fernando Carrillo de Mendoza con Juana Carrillo de Barrientos ó de Albornoz, hija de Luis Carrillo de Albornoz, señor de Torralba, Beteta, Cañamares y La Frontera.
(Cuenca, 23 de enero de 1.543).


       Escriptura de obligazión otorgada por Don García Hurtado de Villarreal, Chantre y Canónigo de la Santa Iglesia de Cuenca, hijo segundo de Don Luis Carrillo Hurtado de Mendoza, y Doña Estefanía de Villarreal, en que dize, que por quanto en los capítulos matrimoniales, que se hizieron entre su hermano mayor Don Fernando Carrillo de Mendoza, y Doña Juana Carrillo de Albornoz, hija lexítima de Luis Carrillo de Albornoz, señor de las villas de Torralba y Beteta, y Doña Inés de Barrientos su muger, fue una de las cláusulas de la escriptura que dicho Don García Hurtado, avía de ser obligado, á dar en cada un año por razón de alimentos, a su hermano mayor Don Fernando Carrillo 400 ducados hasta tanto que fuese poseedor de la Casa, y Condado de Priego, ratificava dicha obligación como consta de estas escripturas, su fecha en la Ciudad de Cuenca, a 23  de henero de 1543 años, por ante Christoval de Hermosilla, Notario Apostólico. =


                                      Num.º 3

Enq.da a costa de D. Joseph Fernández de Córdova, Conde de Priego.




                                                                       
                                                                                                      

2 comentarios:

  1. Escritura preciosista de caracteres perfectos, para la época, que denotan el poderío de los señores.

    Todos sabemos que en aquellos siglos, abundaban los ágrafos. Buen documento amigo. un beso,

    Ann@

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amiga Anna:
    Si; este era Presbítero, y se nota que había estudiado y tenía buena letra.
    Aunque no todos los que estudiaban (y estudian), tenían (y tienen) buena caligrafía y ortografía.
    Es un buen documento; pero los que me llegaron hoy SÍ QUE SON BUENOS DE VERDAD, pues está la historia al completo, y al detalle de Albalate, entre los siglos XVII, y principio del XIX. (Son 250 páginas en total, que comprenden 150 años).
    Bssos. ARVAM.

    ResponderEliminar